Editorial

Resumen

Resulta curioso. No sólo soy Editor General de Ana- les de Química, algo que nunca se me hubiera ocurrido, sino que mi primer número como editor de la Revis- ta marca un cambio drástico en Anales de Química: su paso a ser una publicación totalmente electrónica. Estas contradicciones que tiene la vida te llevan a re- flexionar si, en realidad, no te estas dejando llevar por tu natural arrogancia y estás intentando morder más de lo que puedes tragar. No puedo negar que el proyecto es atractivo y fascinante: transformar una publicación que tiene más de 100 años de historia en un instrumento de comunicación del siglo XXI y todo ello sin que la revista pierda su carácter y su sabor. ¿Cómo hacerlo? Pues como decía el chiste “con mucho cuidado”. Es- cuchando a los que saben más que tú y aprendiendo de la experiencia de los que te han precedido. Eso sí, la impronta que dejaré (si es que queda alguna) en Anales de Química será muy mía. Y por ser tan mía será la de todos vosotros que sois los que hacéis Anales, porque si hay algo en lo que creo es que la suma de las partes es siempre mayor que el todo.

PDF